El Psicoanálisis y la Discordia de las Identificaciones

Una creencia después del análisis | XXVII Jornadas Anuales de la EOL
Pase

Una creencia después del análisis

por Luis Darío Salamone

Una creencia después del análisis

El análisis terminó por desmantelar dos cuestiones que se entrelazaban frecuentemente en mi vida: el pensamiento mágico y el religioso. Estoy de acuerdo con lo que Lacan denominó como "un ateísmo más o menos viable" como consecuencia lógica de una experiencia analítica.

Luego de una temporada de creencia en Dios en la adolescencia, la filosofía de Nietzsche permitió poner en consideración su muerte, pero esto era sólo una forma de preservarlo. La fórmula Lacaniana "Dios es inconsciente" resulta más apropiada, dándole al Nombre del Padre su lugar en la estructura, para lograr desprenderse del mismo y poder ir más allá de él.

Con la caída del Otro, al dejar de apostar a lo peor del padre, Dios deja de ser un recurso necesario. Para llegar a ese punto fue necesario pasar por una temporada de creencia, en el inconsciente y en el Otro, lo que llamamos transferencia.

Si se trata de un ateísmo "más o menos" viable es porque luego del análisis algo subsistió: la creencia en una mujer. Algo que resulta necesario para lograr un lazo que brinde cierta estabilidad.

Durante los años que di testimonios me preguntaba qué pasaría si ese lazo se soltara. En aquel entonces respondí que, al salir de la lógica de la degradación, el vínculo con el partenaire definitivamente es otro, siempre y cuando permita un anudamiento.

Por supuesto esto no es posible con cualquier mujer. El amor puede ser, en un hombre, un invento que nos permite creer en una mujer para que esta funcione como síntoma.

XXVII Jornadas Anuales de la EOL