El Psicoanálisis y la Discordia de las Identificaciones

Viviana Bernath | XXVII Jornadas Anuales de la EOL
Nominados

Viviana Bernath

Viviana Bernath

La Nuez: ¿Cómo describís la identidad desde tu disciplina?

Viviana Bernath: Desde la biología hablamos de la identidad biológica, aquella que viene dada por la secuencia de ADN que cada persona porta en los 23 pares de cromosomas situados en el núcleo de cada una de sus células, producto de la unión de un óvulo con 23 cromosomas y un espermatozoide con 23 cromosomas. Óvulo y espermatozoide que serán los que determinen genéticamente al individuo y no tienen porque, en la actualidad, pertenecer a su padre/s o madres/s. La identidad biológica va a ser responsable de que se manifiesten determinadas enfermedades y características físicas que son 100 % hereditarias. Sin embargo, la mayoría de enfermedades y características de la personalidad son el resultado de la interacción de la identidad biológica con el medio ambiente, considerado como la totalidad de las vivencias del individuo, desde antes de su nacimiento, cómo fue gestado, el lugar en el que vive con su paisaje y su clima, el afecto, la educación, el trabajo, las amistades, el amor.

LN: En uno de tus libros desarrollás una diferencia entre identidad biológica e identidad social, ¿cómo se conjugan según tu experiencia?

VB: Si bien la identidad biológica predetermina al sujeto, la verdadera identidad se va construyendo, a partir de la decisión de otros, cuando ese individuo pasa a ocupar el lugar de un ser deseado. Sus padres/madres le otorgan su primera identidad, que comienza a construirse con anterioridad a su nacimiento, ya en la imaginación de sus progenitores. Recibe un nombre, un apellido, una novela familiar. Con ese nombre comienza a ocupar un lugar en el orden de las generaciones. Luego, el individuo se convierte en el responsable de la construcción de su propia identidad. El medio ambiente y el medio social, es para cada individuo único e irrepetible y actúa sobre esa identidad biológica, sobre esa plataforma de ADN. Un "ser" dinámico, que desde su nacimiento hasta el último instante en que su cuerpo se mantiene con vida va recibiendo nuevos estímulos y sufriendo transformaciones para ir construyendo esa identidad única e irreproducible. Por otro lado las nuevas tecnologías reproductivas dan lugar a nuevos modelos de familia. ¿Cómo seguir pensando la dimensión que ocupa la identidad biológica en los niños que nacieron de este nuevo modo? ¿Cómo pensar la función de padre o madre? ¿Cómo hacer para que ese hijo transite libremente la construcción de su propia identidad, que seguirá siendo la resultante de la genética, el tiempo, el espacio y sus relaciones?

Dra. Viviana Bernath (PhD). Doctora en Biología, Genetista. Directora de Genda S.A. Cuenta su experiencia en el campo de la genética desde sus libros "GenTe Nueva", "ADN, el detector de mentiras" y "La identidad".

XXVII Jornadas Anuales de la EOL