El Psicoanálisis y la Discordia de las Identificaciones

Una vía romana | XXVII Jornadas Anuales de la EOL
Cita con cita

Una vía romana

por Débora Nitzcaner

Una vía romana
Fotografía Laura Ambrosino

"La identificación es su soporte. Sirve de soporte a la perspectiva elegida por el sujeto en el campo del Otro, desde donde la identificación especular puede ser vista bajo un aspecto que procurasatisfacción. El punto del ideal del yo es el punto desde el cual elsujeto se verá, según dicen, como visto por el otro, esto le permitirásostenerse en una situación dual satisfactoria para él desde el puntode vista del amor" Lacan, J. Seminario 11, Los Cuatro Conceptos Fundamentales del Psicoanálisis, Paidós, Bs As, 1987, p. 276

Que el ideal del yo sea "la vía romana" del Seminario 5 es una lectura de J-A Miller, útil para enmarcar que a la salida del Edipo hay un "sujeto nuevo"[1] provisto de un ideal que sitúa al deseo en el par significante hombre o mujer. Sin embargo, con la metáfora paterna no se alcanza a trasmitir lo que habita de ese objeto intragable, atorado en la garganta significante.[2] De un objeto presentado en Subversión del sujeto como inasimilable en el espejo al que la imagen especular da su vestimenta. Y que, en tanto permanece bajo el desconocimiento de lo que es en el Otro, queda intacto bajo los engaños especulares del amor. Un impasse que se resuelve por la vía de lo que implica la transferencia real cuando se interesa por separar lo que el ideal reviste de lo más fijo y metonímico de este objeto. Y que notoriamente divide las aguas clínicas cuando en una interpretación se logra apuntar a ese índice móvil del goce en la palabra.[3]

NOTAS

  1. Miller, J.A, Lectura del Seminario 5 de J. Lacan, Colección del Instituto clínico de Bs As, Ed. Paidós, p.87.
  2. Lacan, J. El Seminario, libro 11 "Los Cuatro Conceptos Fundamentales del Psicoanálisis", Ed. Paidós, p 278
  3. Miller, J-A, Una dirección para la escucha analítica. Revista Freudiana 79, Barcelona-ELP, p. 21.
XXVII Jornadas Anuales de la EOL